¿Qué es esto? Desde esta página puedes compartir y guardar Un mago para ganar la guerra en tu Marcador Social preferido, o enviarlo vía E-mail a tus Contactos.

Webs Sociales

E-mail

E-mail
25 Enero 2009

Un mago para ganar la guerra

Publicado en: Actualidad, II Guerra Mundial

 Un mago para ganar la guerra - imperioromano.com

El ilusionista británico Jasper Maskelyne engañó a los alemanes en el norte de África con la simulación y el camuflaje

El estallido de la Segunda Guerra Mundial debió sorprender a Jasper Maskelyne mientras ejecutaba su número más famoso: beberse un vaso lleno de cuchillas de afeitar. O quizá le informaron de la tragedia tras escapar, en menos de 20 segundos, del ataúd en el que le había encerrado su ayudante. Maskelyne, célebre ilusionista británico durante la década de los cuarenta, se dio cuenta entonces de que sus días de fama y fortuna en los escenarios de Londres habían acabado. Los teatros se vaciaron y el mago, descendiente de una familia de ilusionistas, decidió entonces alistarse en el Ejército.

En 1941, Maskelyne fue enviado al norte de África, enclave pretendido por los nazis y donde los británicos habían creado una unidad de contraespionaje para confundir al enemigo. A sus 37 años e incapaz para el combate físico, Maskelyne esperó su oportunidad. Sabía que la información jugaría un papel fundamental. Ya lo anunció Winston Churchill: en la guerra, “la verdad debe ir acompañada por una escolta de mentiras”.


Volver a: Un mago para ganar la guerra