- - http://www.imperioromano.com/blog -

Huellas del pasado. Éfeso romano, la capital de Asia

Posted By Historiador On Diciembre 31, 2008 @ 7:51 am In Roma, Actualizaciones www.imperioromano.com, Actualidad, Grecia | No Comments

Huellas del pasado. Éfeso romano, la capital de Asia - imperioromano.com

Los impresionantes restos dejados por los pueblos que prosperaron en la antigua Europa y el cercano Oriente hace miles de años, desde las esculturas prehistóricas hasta las ruinas del mundo romano, hicieron de esta región el centro del desarrollo cultural mundial durante siglos. De entre las grandes obras maestras de la arquitectura, la escultura y la ingeniería civil de aquel Antiguo Mundo destaca Éfeso.

Éfeso romano La capital de Asia. Siglo II

Tras una larga historia como ciudad griega, una de las más importantes de la antigua Jonia, Éfeso se convirtió en la capital de la provincia romana de Asia, desde su conquista hasta la crisis del siglo III de nuestra era. Allí se levantaba la que era una de las maravillas de la Antigüedad, el templo de Ártemis, incendiado por un pirómano que quería pasar a la historia en la misma noche en que nacía Alejandro Magno, en 356 a. de C.

Pero entre sus múltiples monumentos, Éfeso atesora un pequeño templo, casi una miniatura, que por sus novedosas características inspiró toda una corriente constructora en la región. Y es que aunque a las columnas de su fachada se superponía un frontón, como ocurría hasta entonces en cualquier otro templo griego o romano, sus constructores decidieron colocar un arco sobre las dos columnas centrales y coronar el frontón con una imagen de la diosa Tyché, patrona de la ciudad.

En la inscripción del arquitrabe se nos dice que un tal P. Quintilio dedicó el monumento a la memoria de Adriano (117-138), una forma muy común en Oriente de congraciarse con los romanos y conservar su apoyo u obtener favores especiales del emperador. De hecho, en las inscripciones monumentales de Éfeso se menciona en varias ocasiones la importancia del cargo de “guardián del templo”, en clara alusión al papel del culto al emperador. En este caso, la estatua con la imagen de Adriano, convertida en un objeto digno de adoración, ocupaba casi todo el espacio del interior. La fachada con frontón y arco combinados tuvo tanta aceptación en la arquitectura romana que fue copiada en numerosas ocasiones, especialmente en la parte oriental del Imperio.


Article printed from : http://www.imperioromano.com/blog

URL to article: http://www.imperioromano.com/blog/?p=942

URLs in this post:
[1] Compártelo!: http://www.imperioromano.com/blog/?p=942&akst_action=share-this