- - http://www.imperioromano.com/blog -

Delfos: el poder de las profecías de Apolo

Posted By Historiador On Abril 24, 2008 @ 1:49 am In Arqueología, Actualidad, Grecia | 2 Comments

Delfos: el poder de las profecías de Apolo - imperioromano.com

El santuario de Apolo en Delfos fue el principal centro religioso de Grecia. Allí, la Pitia, la sacerdotisa del dios, emitía los oráculos que tuvieron una importancia decisiva en la historia de la antigua Grecia.

El santuario de Delfos, sede del oráculo de Apolo, estaba situado en la ladera del monte Parnaso, en un enclave de extraordinaria belleza. Según la mitología griega, Zeus hizo volar a dos águilas desde los confines opuestos del mundo y se cruzaron precisamente sobre Delfos, lugar que quedó señalado como el centro del universo. Cuenta el mito que allí había un oráculo de la Tierra, regentado por la serpiente Pitón.

El dios Apolo derrotó a este monstruo, se apropió del don de la profecía y refundó el oráculo, que quedó a cargo de su sacerdotisa, llamada Pitia o Pitonisa en honor a la serpiente. Sentada sobre un trípode profetizaba los acontecimientos futuros que interesaban a todos aquellos que acudían al santuario para realizar sus consultas: estaba abierto a todos los hombres, pero algunos privilegiados -en general, ciudades importantes- tenían el privilegio de consulta preferente. El precio no era del todo inasequible, una consulta costaba a un ciudadano particular una dracma, el equivalente al salario de dos días de un jurado de Atenas. Más importante era realizar el sacrificio previo de un animal -que podía adquirirse en el santuario- o presentar obsequios a Apolo, como estatuas o trípodes. Poco se sabe del interior del templo de Apolo, donde se hallaban la Pitia, un cuerpo de sacerdotes de varias categorías y el archivo de oráculos. Se han propuesto diversas teorías para explicar el misterioso éxtasis profético que alcanzaba la Pitia: mediante la ingesta de varias sustancias -las aguas de la fuente Casotis o el laurel ritual, masticado con una miel tóxica- o a través de un vapor que provenía de una grieta en el suelo.

Una investigación geológica dirigida por el gobierno griego para instalar un reactor nuclear señaló la existencia de una falla que atravesaba Delfos y la presencia de gas etileno, que contiene propiedades tóxicas. Filósofos griegos, como el propio Sócrates, se inspiraron a menudo en los oráculos de Delfos, en cuyo templo estaba inscrita la máxima «conócete a ti mismo». La implicación del oráculo en los dos grandes conflictos que convulsionaron la Grecia clásica marcó el inicio de su decadencia. Finalmente, en el 392 d.C., tras un largo declive en época romana, el edicto de Teodosio clausuró oficialmente el oráculo.

Via: [1] nationalgeographic.com


Article printed from : http://www.imperioromano.com/blog

URL to article: http://www.imperioromano.com/blog/?p=442

URLs in this post:
[1] nationalgeographic.com: http://www.nationalgeographic.com
[2] Compártelo!: http://www.imperioromano.com/blog/?p=442&akst_action=share-this