¿Qué es esto? Desde esta página puedes compartir y guardar Helene Mayer, el salvoconducto de Hitler ante el mundo en tu Marcador Social preferido, o enviarlo vía E-mail a tus Contactos.

Webs Sociales

E-mail

E-mail
5 Octubre 2011

Helene Mayer, el salvoconducto de Hitler ante el mundo

Publicado en: II Guerra Mundial, Personajes

Helene Mayer, el salvoconducto de Hitler ante el mundo - imperioromano.com

Los Juegos Olímpicos de Berlín 1936 estuvieron muy cerca de ser boicoteados. Estados Unidos encabezó una protesta a la que se sumaron Canadá, Francia y Gran Bretaña para solicitar al COI que retirara la organización de los Juegos a la Alemania nazi, que ya proyectaba construir sobre la competición el mito de la superioridad de la raza aria sobre todas las demás, especialmente, la judía. Sólo la intervención del miembro del Comité Olímpico Internacional Avery Brundage impidió el veto. Brundage, tras hablar con las altas instancias nazis, anunció al mundo que el bloqueo a los atletas alemanes de origen judío no era tal, y puso como ejemplo la inscripción de 21 judíos en las pruebas de clasificación para la olimpiada. El ex atleta, que sería presidente del COI entre 1952 y 1972, reflexionó: “No hay que mezclar la política con el deporte”. El mensaje del respetable miembro del COI fulminó la amenaza del veto. Nadie consideró relevante que su discurso hubiera tenido lugar durante una reunión del German American Bund, un lobby norteamericano cuya tarea era edulcorar para EE.UU. el mensaje del régimen de Hitler.


Volver a: Helene Mayer, el salvoconducto de Hitler ante el mundo