- - http://www.imperioromano.com/blog -

El saqueo de Roma por Alarico

Posted By id_idus On Octubre 20, 2010 @ 7:00 am In Roma | No Comments

El saqueo de Roma por Alarico - imperioromano.com

En el año 410, un ejército de guerreros godos, encabezados por su rey Alarico, puso sitio a Roma y, tras entrar en la ciudad, la sometió a un saqueo que conmocionó a todo el Imperio.

A principios del siglo V, Roma hacía ya tiempo que había dejado de ser la capital del Imperio. Desde hacía más de un siglo, el poder imperial se había repartido por otras ciudades para estar más cerca de los centros de poder, de las fuentes de reclutamiento y abastecimiento del ejército y de las fronteras, donde se trataba de frenar a los bárbaros. El desplazamiento del peso político y militar y las dificultades de abastecimiento hicieron que la ciudad disminuyera su tamaño, volviendo a acercarse al antiguo perímetro amurallado, el muro Serviano, que había desbordado en épocas anteriores. Al mismo tiempo, Roma se sentía cada vez más insegura. Pero, pese a todo, Roma conservaba su prestigio, sus edificios y los enormes espacios públicos creados por los sucesivos emperadores.

Seguía siendo un símbolo y una realidad valiosa, cuidada y temida por los emperadores, y codiciada por los pueblos bárbaros que desde hacía décadas acechaban más allá de las fronteras del Rin y del Danubio. Fue así como, en el mismo momento en que los suevos, vándalos y alanos atravesaban el Rin y daban inicio a las «invasiones bárbaras», Roma sufría el embate de otro pueblo germano que desde hacía años rondaba por el Imperio: los godos. Tras numerosos enfrentamientos con los ejércitos romanos en los Balcanes, el emperador Teodosio firmó un pacto con la nación goda, por el que ésta se convertía en una nación autónoma bajo la autoridad nominal del emperador. Se había encontrado, así, una nueva fórmula política que parecía solucionar el problema de la llegada de los bárbaros al solar del Imperio. La muerte de Teodosio en el año 395 hizo tambalear este frágil acuerdo. Los continuos desencuentros entre Alarico, el rey de los godos, y el emperador Honorio, el sucesor de Teodosio, propiciaron el saqueo de la ciudad en el año 410. En la noche del 24 al 25 de agosto se abrió la puerta Salaria, por donde entraron los godos.

Cómo se abrieron las puertas permanece en el misterio, puesto que ninguna de las dos explicaciones que ofrecieron los historiadores de la época parece satisfactoria. Una pretende que lo hicieron unos esclavos que Alarico regaló al Senado en señal de buena voluntad; la otra, elaborada por los círculos paganos, acusa a los cristianos de la traición. El rey visigodo trató de contener a sus tropas, ansiosas por saquear la legendaria capital. Se provocaron incendios y se saquearon casas y recintos sagrados, incluidos los cristianos. Durante tres días se sucedieron los robos, asaltos, violaciones y asesinatos. Las zonas de la ciudad donde residían los senadores fueron incendiadas. Los distritos del Celio, el Aventino y el Esquilino ardieron, quedando prácticamente destruidos. No sucedió lo mismo con el centro monumental de la ciudad, que escapó relativamente indemne. Los bárbaros hicieron numerosos prisioneros, entre ellos la princesa Gala Placidia, hermana de Honorio, que representaba la facción cristiana en Roma. Pero Alarico no había conseguido solucionar su principal problema: el asentamiento de su pueblo. Y así, emprendió camino hacia Sicilia, provincia triguera del Imperio, donde los godos podrían hallar sustento. Pero las inclemencias del tiempo frustraron su nuevo designio y una tempestad hundió la flota de la que se había apoderado en Reggio. Desesperado, con su ejército hambriento, Alarico cayó enfermo y murió a los pocos días.

Via: [1] historiang.com


Article printed from : http://www.imperioromano.com/blog

URL to article: http://www.imperioromano.com/blog/?p=2034

URLs in this post:
[1] historiang.com: http://www.imperioromano.com/blog/historiang.com
[2] Compártelo!: http://www.imperioromano.com/blog/?p=2034&akst_action=share-this