- - http://www.imperioromano.com/blog -

Mastabas: las primeras tumbas egipcias

Posted By Historiador On Octubre 2, 2010 @ 7:15 am In Arqueología, Egipto | No Comments

Mastabas: las primeras tumbas egipcias - imperioromano.com

Durante el Imperio Antiguo, nobles, altos funcionarios y miembros de la familia real se hicieron enterrar en tumbas cada vez más grandes y suntuosas, erigidas junto a la pirámide de su soberano.

Durante el Imperio Antiguo, los nobles egipcios construyeron junto a las pirámides de sus faraones tumbas cada vez más grandes y suntuosas para acompañar al soberano en su viaje al Más Allá. Para los egipcios la muerte no era el final de la vida, sino un trámite necesario para conseguir la existencia eterna. Los egipcios amaban la vida de tal manera que querían perpetuarla para toda la eternidad, por lo que su máxima aspiración, tras su transitorio paso por su amado Egipto, era conseguir la vida eterna en un lugar idealizado semejante al valle del Nilo. La tumba se componía de dos partes principales: un lugar para las ofrendas o capilla decorada, a nivel del suelo, donde se celebraba el culto a la memoria del propietario de la tumba; y una parte subterránea, donde el cuerpo del difunto era enterrado junto con sus pertenencias.

La capilla funeraria constituía el nexo de unión o lugar de encuentro entre el mundo de los vivos y el de los muertos, y permitía que la memoria del difunto perdurase para siempre. Si el difunto era alguien de posición social o política relevante, su tumba se emplazaba en el cementerio real, cerca de la del soberano al que había servido en vida. Desde los inicios del Imperio Antiguo se utilizaron para los enterramientos privados tres tipos de tumbas: unas excavadas en la roca a modo de hipogeos; otras construidas con bloques de piedra tallada, denominadas mastabas; y un tercer tipo que combinaba las dos modalidades. El primer tipo se desarrolló rápidamente en el Alto Egipto debido, sobre todo, a la topografía de la región, siendo la mastaba el tipo de tumba característica del Bajo Egipto. La palabra «mastaba», que en árabe significa «banco», fue acuñada por los trabajadores de Auguste Mariette -director del Servicio de Antigüedades de Egipto de 1858 a 1881- para designar este tipo de tumbas exentas, debido a su similitud con los bancos que hay en el exterior de las típicas casas de campo egipcias.

Durante el Imperio Antiguo, los cementerios reales se construyeron en el Bajo Egipto, cerca de la ciudad de Menfis, que era capital y sede administrativa del país unificado, en un área que comprende más de 40 kilómetros en la orilla occidental del Nilo, desde Abu Rawash, al norte, hasta Meidum, al sur. En esta vasta necrópolis se erigieron las grandes pirámides reales con sus complejos funerarios rodeados de centenares de mastabas y tumbas pertenecientes a miembros de la familia real y altos funcionarios del floreciente Imperio Antiguo. Tan sólo transcurrieron cien años entre la construcción de la pirámide escalonada del faraón Djoser, en Saqqara (la primera realizada totalmente en piedra tallada), en tiempos de la dinastía III, y la erección de la Gran Pirámide de Gizeh en tiempos del rey Keops, de la dinastía IV. A partir de su reinado se generalizó el uso de la piedra para la construcción de mastabas. La meseta de Gizeh es el lugar donde se puede percibir con mayor claridad el diseño intencionado de la necrópolis privada que rodea a las tres grandes pirámides pertenecientes a los reyes Keops, Kefrén y Micerino, de la dinastía IV.

Cuando los sacerdotes y arquitectos de Keops eligieron Gizeh como lugar para levantar la última morada del faraón, también diseñaron un amplio cementerio que debía albergar las sepulturas de los principales miembros de su familia y de los servidores más prominentes de la corte. A lo largo de todo el Imperio Antiguo se fueron construyendo más y más tumbas que ocuparon todos los espacios libres de la meseta, al mismo tiempo que el diseño original de la propia mastaba iba evolucionando.

Via: [1] historiang.com


Article printed from : http://www.imperioromano.com/blog

URL to article: http://www.imperioromano.com/blog/?p=2008

URLs in this post:
[1] historiang.com: http://www.imperioromano.com/blog/historiang.com
[2] Compártelo!: http://www.imperioromano.com/blog/?p=2008&akst_action=share-this