¿Qué es esto? Desde esta página puedes compartir y guardar Atapuerca: los caníbales inocentes en tu Marcador Social preferido, o enviarlo vía E-mail a tus Contactos.

Webs Sociales

E-mail

E-mail
14 Septiembre 2010

Atapuerca: los caníbales inocentes

Publicado en: Arqueología, Edad de bronce

Atapuerca: los caníbales inocentes - imperioromano.com

Se los comían. Agarraban los cadáveres de mujeres, niños y hombres y sistemáticamente separaban los músculos, la carne, de los huesos. Con los prodigiosos filos de piedra que eran el triunfo de su tecnología tajaban la piel y la carne en los lugares exactos donde los músculos se unen al hueso para separar los paquetes musculares con precisión de cirujano, o carnicero.

Destazaban los cuerpos de otros seres humanos igual que lo hacían con los ciervos o caballos que cazaban, indudablemente con la misma intención. Comían, sin duda y de modo habitual, la carne de sus semejantes muertos por quién sabe qué enfermedades, accidentes o ataques animales, pues no tenemos pruebas de que la muerte fuese deliberada.

Hace casi un millón de años los humanos que vivían en las cuevas que hoy llamamos Trinchera Dolina, de la pequeña Sierra de Atapuerca, en Burgos, se alimentaban de la carne de sus muertos.

Y sin embargo no eran caníbales; no como entendemos este término.


Volver a: Atapuerca: los caníbales inocentes