Enlaces recomendados
Enlaces recomendados
Wallpapers, Fondos del Imperio Romano
Tienda imperio romano
Curiosidades
Al emperador Adriano (117-138) le apasionaba la cultura griega, su pasión llegó hasta tal punto que tras las revueltas de Judea, expulsó a los judíos de Jerusalén y reconstruyó la ciudad al estilo griego, rebautizándola Aelia Capitolina. En el lugar del Templo se erigió la estatua de Zeus y junto al Gólgota mandó hacer un templo dedicado a Afrodita.
Camisetas imperio romano
Optima impresion
Diseño gráfico de calidad
Diseño de paginas web, aplicaciones de internet
PATROCINADORES:
 
Mapa del Imperio Romano.
 
  Mapa del Imperio Romano.
  Mapa provincias romanas.
  Mapa Segunda Guerra Púnica.
  Mapa de la conquista de Italia.

Roma para niños
Primaria (6-12) – Secundaria (12-16)

2. La expansión de Roma: Su gran imperio


En sus orígenes, el territorio de Roma comprendía, poco más que siete tribus romanas. Pero los romanos poco a poco, con empuje y constancia, sometieron gradualmente a los ocupantes de la península Itálica, primero a sus vecinos tribales y posteriormente a los demás pueblos de la península, es decir, a los etruscos, a los galos, a los samnitas y a los griegos.

Posteriormente Roma extendió sus dominios por el Mediterráneo y entró en conflicto con los cartagineses. Estas luchas entre cartagineses y romanos recibieron el nombre de “Guerras Púnicas” (de Punicus, Cartaginés). Gracias a su dominio del mar, conquistaron Sicilia, Córcega y Cerdeña en la primera Guerra Púnica.
La continua desconfianza entre los dos pueblos condujo a la renovación de las hostilidades. La segunda Guerra Púnica estalló por las ansias de revancha de los cartagineses y el deseo de expansión romano que quería dominar la península Ibérica. Aníbal, general cartaginés se lanzó al ataqué, tomando Sagunto y cruzó los Alpes (montañas del norte de Italia), con 40.000 hombres y 37 elefantes, con el propósito de invadir Italia y atacar la misma ciudad de Roma. Debido al frío y la nieve encontrados cuando cruzaban los Alpes, Aníbal perdió casi la mitad de los soldados, pero a pesar de esto, Aníbal derrotó a los romanos en varias batallas.
Viendo la imposibilidad de ganar a Aníbal en suelo italiano, los romanos de forma muy inteligente, enviaron un ejército con la intención de amenazar a la capital Cartago en África, donde bajo el mando del general Publio Cornelio Escipión, vencieron al ejército de la ciudad. Gracias a esta victoria Aníbal se retiró a África, donde también fue derrotado por Escipión, finalizando así la segunda Guerra Púnica.
La tercera Guerra Púnica fue simplemente una misión romana para arrasar la ciudad de Cartago. La ciudad estaba prácticamente indefensa y cuando fue asediada ofreció su rendición, que fue rechazada por los romanos que exigían la destrucción de la ciudad. Viendo que no tenían nada que perder los cartagineses se prepararon para luchar, pero fueron arrasados y la ciudad completamente destruida, y la cultura cartaginesa fue casi totalmente extinguida.

Con la extinción de los cartagineses, Roma, sucesivamente, fue derrotando a sus enemigos e incorporando sus tierras, logrando una enorme expansión de su imperio, incorporando a la península Ibérica, las Galias, las Islas Baleares, El norte de África, Grecia, Asia Menor, etc. Su objetivo de convertirse en la dueña del estaba conseguido: con razón los romanos llamaron al Mediterráneo “Mare Nostrum”.

 

 
 
 
Licéncia Creative Commons · Mapa web · Contacto