Enlaces recomendados
Enlaces recomendados
Wallpapers, Fondos del Imperio Romano
Tienda imperio romano
Curiosidades
Cuando se celebraba una boda, para evitar la mala suerte, la novia se cubría la cabeza con un velo.
Camisetas imperio romano
Optima impresion
Diseño gráfico de calidad
Diseño de paginas web, aplicaciones de internet
PATROCINADORES:
 
Interior del Coliseo Romano
 
  Interior del Coliseo Romano
  Coliseo Romano de noche
  Coliseo Romano
El Coliseo


El primer anfiteatro que se construyó data del 59 a.C. y fue levantado por orden del máximo pontífice Cayo Escribonio Curio, la construcción entera estaba hecha de madera. Augusto antes de llegar a ser emperador construyó el primer anfiteatro parcialmente en piedra, aunque no sería hasta el año 80 que el emperador Vespasiano mandara construir el Coliseo, conocido como Anfiteatro Flavio.
El nombre de Coliseo deriva de la palabra "Coloso" como es natural, pero este nombre se cree que proviene de haber sido construido al lado de una monumental estatua de Nerón que según se dice, medía 37 metros de altura. Previamente a su construcción en ese terreno existía una laguna artificial, conocida como Stagnum Neronis.
El Coliseo ya estaba totalmente construido en piedra menos la parte superior que se realizó en madera, que no fue reemplazada por piedra hasta después del año 223.
El Anfiteatro Flavio tenía un aforo de 87.000 espectadores, aunque se calcula que solo 50.000 de estos podían estar sentados. Estos espectadores accedían a las gradas a partir de los 252 accesos con que contaba el edificio.
En la época de la Roma imperial se utilizaban para combates de gladiadores, peleas de fieras y otros espectáculos.
Aunque Vespasiano mandó construir el Coliseo, este no se acabo durante su mandato, sino entre los mandatos de sus hijos Tito y Domiciano.
El edificio en forma ovalada de 189 metros de largo por 156 de ancho. La arena contaba con un completo sistema de drenaje y medía 76 x 46 metros, sus subterráneos (Hipogeo) se hundían hasta 36 metros de profundidad. La altura máxima del Coliseo era de 57 metros. Debajo de la subestructura del suelo de la arena, donde se celebraban los espectáculos, se encontraba un complejo sistema de pasillos utilizados por los esclavos, la maquinaria y el traslado y transporte de los animales.
Las gradas estaban divididas por los diferentes estratos sociales. El emperador y su familia se situaban en el Cubiculum, un palco situado en la primera grada. A esta primera grada se la conocía como el Podium, donde también se sentaban los senadores, magistrados, sacerdotes y se cree que también las Vestales, en el otro extremo del Cubiculum se situaba otro palco, el Editoris Tribunal, destinado al pretor y a los cónsules que presidían los juegos y a los personajes que los pagaban. los patricios en la segunda conocida como el Maenianum primum. El Maenianum secundum, se dividía entre el Imum para los ciudadanos ricos y el Summum para los pobres. A las mujeres pobres se les reservaba el Maenianum summum in ligneis, realizado en madera estaba situado en lo más alto y se cree que probablemente con contaba con asientos.
Para proteger del sol a los espectadores, se desplegaban unas grandes velas desde lo alto, esto era conocido como el Velario, esta cubierta era desplegada mediante poleas por un destacamento de marineros de la flota romana. En la tela de esta gran cubierta se diseñaban motivos históricos y mitológicos. La magnificencia de algunos emperadores llego a que desde el Velarium cayera una lluvia de pétalos seguido de agua con finos aromas, esto era llamado Sparsiones. El emperador estaba situado bajo un dosel de púrpura.
Durante el año 217 dC un incendio causó importantes daños al Coliseo, un terremoto en el año 442 dC fue dañado por un terremoto que obligó a Teodosio II a grandes trabajos de reconstrucción. Otro terremoto daño su estructura en el año 508 dC y cuando en el año 851 dC otro terremoto derribó las dos hileras de arcadas superiores ya no fue reconstruido. A partir del siglo XIV todo el edificio fue considerado como una gran cantera y se aprovecharon sus piedras para edificar nuevos monumentos. En 1980 la UNESCO declaró el centro histórico de Roma, incluido el Coliseo como Patrimonio de la Humanidad.

 

 
 
 
Licéncia Creative Commons · Mapa web · Contacto